Skip to main content

Congresos SECO


2024 Oviedo

2023 Las Palmas

2022 Toledo

2020 21 San Sebastian

2019 Madrid

2018 Palma

2019Madrid



CRÓNICAS
  • SECO 2018 - MALLORCA. ÉXITO CIENTÍFICO Y DE PARTICIPACIÓN
    Apreciados amigos:
    Quiero empezar esta editorial agradeciendo a todos los que habéis hecho posible que el XX Congreso de la Sociedad Española de la Cirugía de la Obesidad y de las Enfermedades Metabólicas y V Reunión Ibérica de la obesidad, celebrado en Palma haya trascurrido de la forma prevista.

    Desde mi punto de vista que como imagináis, no es demasiado objetivo, ha resultado un nuevo éxito para la Sociedad SECO. Dicha impresión favorable, sobre el resultado del Congreso me la habéis trasmitido muchos de los 408 asistentes inscritos. Las 175 comunicaciones orales, 29 comunicaciones a videos y 77 posters, realizadas en las salas paralelas son prueba de ello junto con el lleno casi continuo del auditorio.

    La VI Reunión Ibérica de la Obesidad, enriqueció al congreso con la asistencia de ponentes procedentes de Portugal, y de las Sociedades Italiana y Argentina.

    Las instalaciones del Hospital de Son Espases se vistieron de gala para acoger el evento. A pesar de carecer de espacios muy amplios propios de un palacio de congresos, conseguimos un ambiente auténtico y real dentro de un hospital, que es un medio similar al que todos diariamente trabajamos.

    Las quirófanos habituales fueron mejorados para las cirugías en directo, con la participación de material y equipos de última generación por parte de nuestros patronos: Ethicon, Medtronic y Olympus, a los que se añadieron la última tecnología en imagen de Stryker y Prim con sus torres 4K + fluorescencia e imagen 6K.

    El curso de Endoscopia Bariátrica, dirigido por el Dr Manoel Galvao, se retransmitió parcialmente al auditorio desde la sala de endoscopia digestiva y luego siguió con las innovaciones en endoscopia bariátrica y un seminario práctico experimental donde los 6 cursillistas endoscopistas pudieron practicar con el dispositivo Apollo.

    La opinión recogida en las encuestas nos llena de satisfacción por los resultados favorables respecto al contenido del programa.

    Cabe destacar las mesas redondas compuestas por expertos de reconocida valía sobre la gastrectomía vertical, la cirugía metabólica, la cirugía de malabsorción y los symposiums sobre la gestión de las listas de espera o ERAS en cirugía bariátrica.

    Quiero señalar con emoción, la conferencia magistral impartida por el Dr Owen sobre el enfermo quirúrgico complicado, que logró que los cirujanos se levantaran de las sillas para aplaudir.Las cirugías en directo trascurrieron sin incidencias y la elevada categoría de los cirujanos y de los equipos quirúrgicos que participaron quedó demostrada en las ocho cirugías que se realizaron. Les he de comunicar que todos los pacientes fueron dados de alta en corto plazo y sin complicaciones.

    El Symposium de enfermería bariátrica transcurrió con enorme satisfacción y fue un ejemplo de lo que deben ser los equipos multidisciplinares. Las comunicaciones presentadas fueron de un gran nivel, así como la mesa redonda y los pósters expuestos.

    Con los actos sociales: el coctel de bienvenida en el Castillo de Bellver, la visita privada a la Catedral para el Congreso y la cena de gala en Es Baluard, hemos intentado que os llevéis una impresión rápida de lo más emblemático de la ciudad de Palma de Mallorca.

    Nos hemos quedado con ganas de mostrarles muchos más lugares representativos de Mallorca. Estoy seguro que uds nos darán más oportunidades y nos volveremos a ver otra vez en esta maravillosa tierra rodeada de mar.Por ultimo os dejo las fotografías del Congreso.

    Un fuerte abrazo 
    F. Xavier González
    Presidente Comité organizador SECO 2018
  • AVANCES EN CIRUGÍA METABÓLICA
    "La cirugía metabólica se ha consolidado como el tratamiento más efectivo a largo plazo para pacientes con obesidad que padecen DM2. De hecho, diversos ponentes demuestran que los efectos de la cirugía activan una serie de mecanismos metabólicos de forma independiente a la obesidad. Además, los beneficios metabólicos se relacionan con el grado de enfermedad por infiltración grasa del hígado, que ya es tercera causa de trasplante en el mundo. Es por ello que un número importante de endocrinos reconocen que insistir en dieta o terapias médicas/farmacológicas sólo retrasa y empeora las condiciones del paciente."

    Crónica redactada por Lorea Zubiaga, Université de Lille; Ricardo Belda, Almería; Manuel Ferrer, Almería y Jaime Ruiz-Tovar, Madrid.

    La sesión conjunta SECO-SEEDO-SACO tuvo como temática principal los Avances en Cirugía Metabólica y fue llevada a cabo por distintas personalidades del ámbito nacional como internacional. Los moderadores fueron María Dolores Frutos y Fátima Sabench. Las ponentes de las conferencias fueron el Dr. Bartolomé Burguera (endocrino en la Cleveland Clinic -USA-) ; el Dr. Juan Ramón Urgelés (endocrino del Hospital Son Espases –España-) ; la Dra. Lorea Zubiaga (cirujano-investigador en el European Genomic Institute for Diabetes –Francia-) ; el Dr. Oscar Brasesco (cirujano bariátrico miembro de la Sociedad Argentina de Cirugía de la Obesidad (SACO) –Argentina-) ; y el Dr. Luis Ocaña (cirujano bariátrico en el Hospital Clínico de Málaga – España-).

    El Dr. Burguera inició la sesión con la conferencia « Tratamiento de la diabetes o la negación de la evidencia ». El Dr. Burguera planteó pruebas sólidas y consistentes de que el control de la obesidad mediante cirugía retrasa la progresión de la diabetes tipo 2 (DM2), y previene las complicaciones en los órganos diana que son las que condicionan el mayor gasto sanitario. El Dr. Burguera señaló que los pacientes no deben ser retenidos por los especialistas en endocrinología hasta agotar el arsenal de medicamentos para el control de la obesidad o de la diabetes, cuando hasta el momento ninguna de la opciones farmacológicas ha demostrado mejoría sostenida a largo plazo en ambas patologías. El Dr. Burguera mostró estudios donde en pacientes obesos con DM2 restricciones dietéticas extremas con dietas muy bajas en calorías pueden reducir la A1C a <6,5% (48 mmol/mol) y la glucosa en ayunas a <126 mg/dL (7,0 mmol/L). De hecho, explicó que las mejorías inducidas por la pérdida de peso en la glucemia son más probables que ocurran al principio de la historia natural de la DM2, cuando aún la resistencia a la insulina asociada a la obesidad no ha causado disfunción irreversible de las células beta pancreáticas. Comentó que el ensayo de Acción para la Salud en la Diabetes (Look AHEAD) no mostró que una intervención intensiva en el estilo de vida redujera los eventos cardiovasculares en adultos con sobrepeso u obesos con DM2. Para finalizar, de forma anecdótica realizó una critica al estudio Surgical Treatment and Medications Potentially Eradicate Diabetes Efficiently (STAMPEDE) publicado por su colega de la Cleveland Clinic el Dr. PR Schauer en 2014 ya que, a su juicio, este estudio que compara el tratamiento médico versus el tratamiento quirúrgico, no establece una comparativa justa, porque los pacientes mantenidos con tratamiento médico estarán siempre en clara desventaja frente a los que son sometidos a cirugía.

    A continuación, el Dr. Urgelés demostró que en la literatura existen pruebas que apoyan un papel importante para todos y cada uno de los órganos implicados en la homeostasis metabólica desde los islotes pancreáticos, pasando por el hígado, las células grasas y musculares así como el cerebro y el tracto gastrointestinal. El Dr. Urgelés expuso que la mayor parte de las acciones clínicas se centran en el control de la ingesta de alimentos, el aumento del gasto energético o la mejora de la acción de la insulina. Pero el hecho de que los resultados aún no sean definitivos sugiere que la complejidad de la debacle metabólica es mayor de lo pensado y que muchos mecanismos fisiopatológicos de la obesidad y la DM2 aún son desconocidos ya que no hemos logrado ralentizar el crecimiento de las tasas de incidencia y prevalencia de ambas enfermedades. Señaló que existe una fuerte relación entre los niveles de insulina basal, la obesidad y la diabetes en humanos, que varios trabajos demuestran un aumento de los niveles de insulina en ayunas en comparación con los de los sujetos de control magros, a medida que progresan de la obesidad a la intolerancia a la glucosa y a la diabetes grave. De hecho, hay pruebas de que la hipersecreción de insulina puede preceder y causar resistencia a la insulina. También hizo mención a los modelos que explican la obesidad y la DM2 desde alteraciones a nivel hepático, pues los trastornos en la neoglucogénesis hepática son evidentes en estos pacientes. Así mismo, explicó que la esteatohepatitis no alcohólica (NASH), provocada por la infiltración grasa en el hígado, también determina la presencia y desarrollo de insulino-resistencia, con lo que disminuir la grasa hepática a través de procesos de restricción calórica (mediante dieta o cirugía) conlleva inequívocamente la mejora en la sensibilidad a la insulina. De una manera sintética, el Dr. Urgelés hizo referencia a diferentes mecanismos que explican la mejoría de la DM2 al margen del famoso efecto incretina y teniendo como mayor protagonista al hígado.

    Lo más novedoso para muchos asistentes fue la charla de la Dra. Zubiaga sobre el intestino como factor clave en la mejoría de la diabetes. La Dra. Zubiaga presentó diferentes trabajos desde el punto de vista de las ciencias básicas y explicó cómo la cirugía experimental en animales está ayudando a reconocer nuevos mecanismos de acción en cirugía metabólica que explican la mejoría de la glucemia al margen de la pérdida de peso. En muchos casos, estos mecanismos de acción están asociados a fenómenos que ocurren en el intestino y por tanto, los cirujanos estamos obligados a conocerlos. En primer lugar explicó la importancia de la Respuesta Glucémica Postprandial (RGP) en el diagnóstico y seguimiento de la DM2. Señaló que los picos glucémicos de la RGP se controlan mejor tras cirugías malabsortivas que tras cirugías restrictivas. La mayor diferencia entre unas y otras cirugías es sin duda los cambios anatómicos e histológicos que las técnicas malabsortivas (o derivativas) ocasionan en el intestino y que condicionan un cambio en la función de este órgano que va mucho más de la simple mal-absorción generada por el cortocircuito intestinal. De hecho, si bien el efecto incretina es el mecanismo más descrito para la modulación de la DM2, la Dra. Zubiaga hizo énfasis en que las hormonas intestinales no son el único mecanismo que justifica la mejoría de la DM2. Es más, puede haber mejoría metabólica al margen del aumento de las incretinas intestinales. Y en este sentido describió otros mecanismos como los asociados a los glucotransportadores, moléculas en los enterocitos que modulan la absorción de glucosa desde el lumen intestinal o desde de la circulación sanguínea. También hizo mención a los efectos de las cirugías derivativas en el eje neuroendocrino, la microbiota y los ácidos biliares. Justamente señaló que son los ácidos biliares, los que darán que hablar en un futuro ya son compuestos que participan en todas las rutas metabólicas.

    Por su parte el Dr. Brasesco expuso una interesante conferencia sobre “¿Cómo seleccionar la técnica quirúrgica como tratamiento de la DM2? ¿Cuáles son las escalas de recomendación?”. De acuerdo con las estadísticas mundiales y con los informes de los que disponen en la Sociedad Argentina de Cirugía de la Obesidad (SACO) el Dr. Brasesco fue demostrando que el beneficio de indicar una cirugía temprana plantea un ahorro coste-beneficio que va mucho más allá del valor monetario sino en la ganancia de cantidad y calidad de vida. Retrasar la indicación de cirugía cuesta vidas y ya nadie pone en duda que tiene prioridad el paciente con 30 de IMC con comorbilidades que el paciente con 45 de IMC “saludable”. Si bien no hay acuerdo en las sociedades científicas sobre el tipo de cirugía a indicar (restrictivas versus malabsortivas), queda claro que tras el último Consenso Internacional sobre Cirugía de la Diabetes (DSS-C, Londres 2015) la Asociación Americana de Diabetes (ADA) y la Asociación Europea para el Estudio de la Diabetes (EASD), junto con otras 45 sociedades científicas internacionales, aprobaron nuevas directrices donde la cirugía metabólica es una opción en el algoritmo del tratamiento de la DM2 y no el último recurso. Mostró el cuadro de toma decisiones de la publicación de Rubino en Diabetes Care (2016) y a título personal mostró su preferencia por técnicas malabsortivas, e hizo énfasis en el trabajo conjunto entre endocrinos, cirujanos y todos los especialistas que se hacen cargo de este tipo de pacientes.

    La última ponencia fue presentada por el Dr. Ocaña que tuvo el reto de exponer una temática difícil: la indicación de cirugía metabólica para prevenir y/o tratar la esteatohepatitis no alcohólica (NASH). El NASH está actualmente presente en el 30% de la población y ya ocupa la 3º posición como causa de trasplante hepático. Esto establece un amplio campo para el estudio de una enfermedad que a fecha actual, no tiene tratamiento farmacológico ya que la mayoría de las drogas diseñadas para esta enfermedad están en Fase III. El método de diagnóstico “Gold estándar” para esta el hígado graso sigue siendo la biopsia hepática un método invasivo que aún es difícil establecer de rutina. Señaló que la ecografía es poco fiable y la RMN simple o por elastografía son costosas. Del mismo modo, el Dr. Ocaña explicó que en la actualidad, la indicación de cirugía metabólica como tratamiento para el NASH está en la misma disyuntiva que se tuvo hace 15 años con la indicación de cirugía bariátrica para el tratamiento de la DM2. Sin embargo, en el caso de la enfermedad hepática tiene una batalla mayor, pues aún queda en el recuerdo de muchos cirujanos el daño hepático producido por técnicas malabsortivas de asa cerrada, donde el sobre crecimiento bacteriano en el intestino excluido determinó el desarrollo de hepatopatías graves. Sin embargo, las técnicas bariátricas actuales no dejan esta asa ciega y el beneficio sobre el NASH está más que demostrado. De hecho, el Dr. Ocaña citó diferentes trabajos donde la indicación de trasplante hepático se realiza de forma simultánea que una manga gástrica como técnica bariátrica y dio a entender que en breve el especialista hepatólogo deberá ser incluido en el grupo multidisciplinar que trata a los pacientes obesos. Finalmente mencionó dos estudios clínicos que se están desarrollando en Málaga sobre la evaluación del NASH mediante Fibro-Scan y sobre la búsqueda de marcadores biológicos de esta condición a través del lipidograma.

    Como conclusión se estableció que separar la cirugía netamente bariátrica de la metabólica resulta cada vez más difícil, porque la patogénesis de la obesidad y sus comorbilidades se funden en una disfunción metabólica de la que aún desconocemos muchos mecanismos y donde son múltiples órganos los involucrados (ver cuadro de G. Frühbeck, 2015). Por tanto para que la cirugía metabólica sea exitosa debe sumar la labor de todas las diferentes disciplinas implicadas.

    Dr. Urgelés exponiendo los mecanismos de la cirugía en la mejora de la DM2.

  • ERAS EN CIRUGÍA BARIÁTRICA
    Magnífico simposio para entender el cambio conceptual desarrollado en la Cirugía Bariátrica: "Cuánto menos y con menos, más y mejor". Este Simposium nos ha permitido asimilar los cambios tecnológicos, quirúrgicos, anestésicos y de gestión que permiten implementar ERAS en el proceso Cirugía Bariátrica.

    Crónica redactada por el Dr. Eduardo Domínguez-Adame Lanuza. Jefe Unidad Esófago-Gástrica, Metabólica y Bariátrica. Hospital Universitario Virgen Macarena. Sevilla.
    SIMPOSIUM ERAS en BARIATRICA. Auditorio, 19 de Abril 2018
    Moderador: Dr. Eduardo Domínguez-Adame Lanuza (H.U. Virgen Macarena, Sevilla)
    Ponentes:
    Dr. Salvador Morales Conde (H.U. Virgen Rocío, Sevilla)
    “Papel del Cirujano Bariátrico en el Protocolo ERAS”
    Dra. Raquel Sánchez Santos (C.H. Vigo, Vigo)
    “Coste-Efectividad de la Cirugía Bariátrica en España”.
    Dr. Ángel Martín de Pablos (H.U. Virgen Macarena, Sevilla)
    “Papel del Anestesiólogo Bariátrico en el Protocolo ERAS”
    Dr. Carlos Moreno Sanz (C.H. La Mancha Centro, Alcázar de San Juan)
    “Papel de la Innovación Tecnológica en el Protocolo ERAS”

    El Simposio se inicia por el moderador, Eduardo Domínguez-Adame L. En primer lugar muestra el agradecimiento al Comité Organizador, así como a Medtronic, por su amable invitación a moderar y conformar este interesantísimo Simposio: “ERAS en Cirugía Bariátrica”. El Dr. E. Domínguez-Adame destaca la evolución del procedimiento quirúrgico bariátrico en estos 20 últimos años. Según el moderador, hasta no hace mucho tiempo, hemos pasado de pacientes que ingresaban semanas antes en el hospital para prepararse y optimizarse, con estancias pre y postquirúrgicas elevadas, con elevadas tasas de morbimortalidad. Actualmente, con la aplicación multidisciplinar de los Protocolos ERAS, en el proceso asistencial Obesidad Mórbida, el paciente: ingresa la tarde anterior a la cirugía, se le permite la ingesta de líquidos (bebida energética) hasta 2 horas antes de la cirugía, no se le premédica (llegando por su propio pie y colaborando en su pase al quirófano), realiza su propio “check-list”, no se le aplican vías centrales – sondas –drenajes, pasa a la sala del despertar e inicia líquidos esa misma noche con alta hospitalaria al día siguiente de la cirugía. Para comprender esta evolución en el proceder en el Proceso Quirúrgico de Obesidad Mórbida, el moderador pasa la palabra a los ponentes.

    El Dr. S. Morales Conde, nos destaca la importancia de la Formación Quirúrgica Bariátrica en el buen hacer del proceso quirúrgico Obesidad Mórbida. Incide en este punto, ya que para su entender, el buen hacer quirúrgico determina un mayor índice de complicaciones intra y postoperatorias y, por tanto, en el éxito del Protocolo ERAS. Nos hace ver que, la Homogenización y Estandarización de la Técnica Quirúrgica (hacer lo mismo, sin desviaciones técnicas según cirujano opere), determinará de forma fundamental en la correcta aplicación, intra y postoperatoria, del Protocolo ERAS. Por tanto, a su entender, es muy importante “hacer todo el equipo la técnica de la misma manera”.El ponente destaca la importancia del trabajo en un Equipo Multidisciplinar, para el buen éxito del Protocolo ERAS. Nos introduce en proyectos de seguimientos de los pacientes bariátricos, con la aplicación de “apps” en móvil, que nos permiten monitorizar extrahospitalariamente a nuestros pacientes bariátricos. Nos informa que es un proyecto de implementación para valorar su eficacia y efectividad.

    Dra. R. Sánchez Santos nos introduce en su ponencia, los gastos socio-sanitarios y económicos que suponen los procesos de obesidad y en concreto, Obesidad Mórbida. Nos ilustra con las consecuencias en la vida socio-laboral, personal, sexual, de desplazamientos, sanitarios, etc., en los pacientes obesos mórbidos. Nos expone y demuestra, con artículos científicos, la Eficacia-Eficiencia del proceso quirúrgico bariátrico. Establece la mejoría de: comorbilidades, calidad de vida (social, promoción laboral, sexual, sanitaria, etc.), demostrando una amortización del coste del Proceso asistencial quirúrgico bariátrico antes de los dos años. Por tanto, concluye que la Cirugía Bariátrica es Coste-Efectiva. Se pregunta, dada la evidencia científica que nos expone, por qué no se promociona dicha cirugía. A su entender, este hecho se debe a una doble inanición: la de los políticos que no han comprendido todavía el problema y la de los pacientes obesos mórbidos, que no se han concienciado como colectivo y no se movilizan.

    Dr. A. Martín de Pablos inicia su ponencia estableciendo que la Anestesiología Bariátrica debe considerarse una Subespecialidad. Destaca la importancia de de la implementación e introducción de nuevos fármacos reversores de opioides, como el sugamadex. Nos hace entender la importancia de la Anestesiología “mínimamente invasiva”: menos relajantes musculares, menos analgésicos, no catéteres epidurales, no sondajes que inciden en la más correcta del Protocolo ERAS y, por tanto, en la más rápida recuperación y evacuación hospitalaria del paciente. Además, incide de forma llamativa, en la Evaluación Previa y en la Optimización Prequirúrgica de los pacientes bariátricos. A su entender, el Síndrome Metabólico es una Disfunción Orgánica-Sistémica, que debe ser preevaluada y optimizada previa a la cirugía. Para finalizar, destaca la importancia del trabajo en Equipo Multidisciplinar y de forma Protocolizada para el buen éxito del proceso bariátrico y de la aplicación del Protocolo ERAS.

    Dr. C. Moreno Sanz destaca la importancia de la Innovación Tecnológica en la aplicación del Protocolo ERAS en Cirugía Bariátrica. Nos expone que, para la correcta aplicación del Protocolo ERAS, se establecen unos RETOS:
    • Necesidad de cambios de Logística: entorno del Quirófano.
    • Estandarización de la Técnica: introducción de KITS (hacer “lo mismo”).
    • Establecer correctamente los Flujos y Organización: adecuación de los circuitos y estancias.
    • Implementación y Evaluación de las Técnicas por su Eficacia y Eficiencia: valorar 3D, SILS, etc.
    • Importancia de la introducción de nuevos dispositivos de energía, suturas, visión en la optimización de los procesos bariátricos quirúrgicos y en el ahorro de los costes globales.
    El moderador del Simposio “ERAS en Cirugía Bariátrica” establece como conclusiones:
    • La implementación de un Protocolo ERAS en Cirugía Bariátrica requiere una actuación multidisciplinar: anestesia, cirugía, enfermería, endocrinología, etc.
    • La información proporcionada al paciente es esencial.
    • La Protocolización, Homogenización y Estandarización del Proceso es fundamental.
    • La Innovación Tecnológica: energía, suturas, ergonomía del instrumental, fármacos anestésicos, han sido una piedra angular en la aplicación del Protocolo ERAS.
    • El Protocolo ERAS en Cirugía Bariátrica reduce los el tiempo operatorio y estancias hospitalarias.
    • El Protocolo ERAS en Cirugía Bariátrica reduce los costes hospitalarios.
  • ACTIVIDAD, SITUACIÓN Y GESTIÓN DE LAS LISTAS DE ESPERA EN CIRUGÍA BARIÁTRICA
    Hay que fomentar la cirugía bariátrica y la accesibilidad en todas las CC.AA, porque la cirugía es costo-efectiva y hay pacientes con demoras insoportables que sufren complicaciones graves, a veces mortales. Los proveedores sanitarios tiene la responsabilidad de ofrecer esta alternativa terapéutica, segura y eficaz, cuando fracasa la prevención 1ª y 2ª de la obesidad.

    Crónica redactada por el Alberto Hernández Matias. Servicio de Cirugía General. Unidad de Obesidad Mórbida. Hospital Universitario de Getafe.

    El simposio patrocinado por Ethicon comenzó a las 16:00, con la moderación del Dr. F de la Cruz Vigo. Tras introducir a los ponentes, tres reconocidos cirujanos que desarrollan su trabajo en España y un endocrinólogo español con gran prestigio, que desarrolla su actividad en la Cleveland Clinic de Ohio (EEUU).

    Inició la mesa el Dr. Juan Carlos Ruiz de Adana (Hospital Universitario de Getafe, Madrid) con el tema “Listas de espera en los hospitales públicos y situación actual de la obesidad en nuestro medio”. Comenzó la exposición lamentando que en el Sistema Público Español no haya lista de espera oficial de pacientes barátricos ni tampoco una garantía de tiempos máximos de espera ni un registro institucional de pacientes operados.

    A falta de ese Registro, la SECO realizó una encuesta voluntaria a los centros con Socios SECO en 2016 liderada por el Dr. Iván Arteaga. Contestaron 47 hospitales con 4700 pacientes pendientes de cirugía que tenían una demora media de 400 días, con un rango entre 20 y 1690 días. Aunque el 80% de los centros disponen de quirófanos monográficos semanales, la mayoría (84%) operan solo 1-2 pacientes/semana, pues muchos se sustituyen por cirugías oncológicas o urgentes. La mitad de los socios encuestados reciben quejas y/o reclamaciones semanal o mensualmente por la espera quirúrgica, pero lo más grave y alarmante es que en los últimos 5 años, la mitad recordaban algún evento cardiovascular con secuelas y, uno de cada cinco, comunicaron alguna complicación mortal de pacientes que estaban en la lista de espera de cirugía.

    Por otro lado, la SECO como sociedad ha experimentado un crecimiento progresivo en los últimos años; los socios se han duplicado desde 2013 hasta 2017 (540 socios) y cada año hay más hospitales con actividad bariatrica: 65 en 2014, 80 en 2015, 97 en 2016 y 100 en 2017. No obstante, la accesibilidad a la cirugía es muy baja y difiere entre CCAA, siendo más alta en Madrid, País Vasco, Com. Valenciana, Canarias y Cataluña y es especialmente baja en Andalucía y Castilla la Mancha, con el exponente que son las regiones donde la prevalencia de obesidad grave es más elevada.

    Por último, el Dr. Ruiz de Adana como soluciones propuso 3 líneas de trabajo; una dirigida a los profesionales, a fin de avanzar en la selección de pacientes, en los criterios de priorización para ordenar la lista de espera y en continuar las tareas de información y difusión de los riesgos de la obesidad grave y la opción de la cirugía como recurso seguro, eficaz y duradero; otra solución dirigida a los Gerentes y Direcciones Médicas de los hospitales, a fin de aumentar la disponibilidad de quirófanos monográficos semanales y estimular los procesos de optimización, acreditación y de fast-track dentro de un trabajo en equipo multidisciplinar; por último, el Dr Ruiz de Adana enumeró las propuestas más relevantes para mejorar esta situación dirigidas a la administración y a los proveedores del sistema sanitario con el objetivo de fomentar la cirugía bariátrica y la accesibilidad en todas CCAA, porque la cirugía es costo-efectivo, hay largas LEQ con demoras insoportables y, sobre todo, pacientes con graves problemas de salud, a veces mortales, en los que ha fracasado la prevención 1ª y 2ª de la obesidad y los sistemas sanitarios tienen la obligación de ofrecerles esta alternativa terapéutica, segura y eficaz.

    A continuación, el Dr. Bartolomé Burguera (Cleveland Clinic, Ohio, EEUU) comenzó su ponencia Sinergia Endocrinólogo/Cirujano. Tuvo cálidas palabras recordando su pasado en Palma de Mallorca. Insistió en la necesidad de la interacción cirujano-endocrino. Repasó lo fácil que es conseguir un gasto calórico menor de 200 Kcal/día en nuestros tiempos, pudiendo hacer prácticamente todas las actividades con un mando remoto. Es necesario por tanto aumentar la actividad física diaria.

    Existen aún barreras para el tratamiento de la obesidad. La primera sería que aún existen dudas sobre si es una enfermedad. Solo el 48% de pacientes con IMC>30 se consideraba obeso en la consulta. El paciente tiende a pensar que hay múltiples tratamientos médicos antes de la cirugía aún con IMC muy altos y hay que hacerle ver su error.

    Expuso la experiencia de una intervención sobre los empleados de la Cleveland Clinic de Ohio, donde 5000 empleados tienen in IMC>40. Se les convocó a reuniones de apoyo grupal con endocrino, con nutricionista, a clases de educación física,…en general se encontraban más satisfechos con reuniones en grupo que con consultas individuales. Se les hizo incapié en 4 puntos principales: 1. Dieta mediterránea, 2. Ejercicio físico, 3. Toma de fármacos, 4. Mejora del sueño y disminución de estrés. Se consiguió una pérdida de exceso de peso de aproximadamente el 50%. Parece que el uso de medicamentos asociados como la liraglutida mejora la pérdida de peso.

    También recalcó que existe gran fragmentación en el tratamiento de la obesidad, y que se deberían maximizar los recursos. En los pacientes con escaso éxito se enviaba al paciente a cirugía. Esos mismos pacientes agradecían mucho el apoyo de los que estaban alrededor de la mesa en las reuniones grupales.

    En resumen, hay que hacer entender a todos los interesados en el tratamiento de la obesidad, pacientes y profesionales, que es una enfermedad crónica.

    En tercer lugar el Dr. Ortega (Hospital Clínico de Valencia) expuso la Formación y Certificación SECO para la reducción de la LEQ. Aplicación en la Comunidad Valenciana. Comenzó hablando sobre la necesidad de universalización real de la cirugía bariátrica. Recordó la prevalencia de la obesidad de la C. Valenciana: grado II 4.2 %, grado III 1.2 %, grado III 0.7 %. En Valencia hay más de 93000 obesos mórbidos y se necesitarían más de 20 años al ritmo actual para operar al 6% de los pacientes; y se tardarían 132 años en operar a todos los que están en LEQ en la actualidad sin contar con nuevas entradas.

    Actualmente hay 2403 pacientes en LEQ ya vistos por todos los especialistas y solo pendientes de dar fecha de intervención.

    Plantea soluciones para este gran problema: aumentar el rendimiento de las unidades, aumentar el número de unidades y crear estructuras específicas.

    Pero existen una serie de problemas reales para implementar estas soluciones:Es una cirugía compleja, con morbimortalidad
    Tiene curva de aprendizaje larga
    Necesidad de recursos materiales
    Necesidad de recursos humanos
    Necesidad de formación

    Se presentan las intervenciones de cirugía bariátrica (CB) en la C. Valenciana desde que se iniciaron en Alcoy por el Dr. Baltasar:
    Alcoy, 419 CB desde 1977
    H. Clínico de Valencia, 1355 desde 1995
    H. Dr. Peset, 606 desde 1997
    H. de Manises, 502 desde 2011

    En Alcoy y en el H. Clínico es donde ha habido más exitus y morbimortalidad, dados su volumen de pacientes y el tiempo que llevan con los programas se asume que consiguen aprender de sus errores. Tienen también alrededor del 10% de revisiones.

    En cuanto a los recursos materiales, ninguno de los tres principales en la actualidad (Clínico, La Fe y Dr. Peset) tienen ni habitaciones ni mesa de quirófano específicas de obesos. Lo que demuestra que no es imprescindible.

    En cuanto a los recursos humanos, en Valencia no existen cirujanos con dedicación exclusiva a la cirugía bariátrica.

    En cuanto a la organización hay gran variabilidad, desde 3 sesiones por semana en Castellón a 0.5 por semana en Vinalopó.

    Si se mejorara la eficiencia, a los 1170 pacientes anuales en 2016 podrían sumarse otros 460 en la actualidad.

    Para mejorar y aumentar la formación de los cirujanos en cirugía bariátrica, se ha creado un programa basado en el programa de formación SECO. Se ha expuesto a la Consejería de Sanidad que no se niega a su realización pero tampoco lo apoya de ninguna manera. Hay que recordar que en Valencia hay solo 4 cirujanos con el nivel Experto de SECO y 4 con el nivel Completo.

    El programa consiste en 4 estancias de 2,5 dias por semana durante un mes para tutorización de intervenciones. Se han conseguido formar de esta manera 9 cirujanos y se han puesto en marcha 3 unidades nuevas de CB.

    Como conclusiones, insiste en que los recursos actuales son claramente insuficientes y en que se deben formar más cirujanos para que la CB llegue a todos los hospitales y favorecer así la reducción de la LEQ.

    Para finalizar la mesa redonda, el Dr. Torres (H. Clínico San Carlos, Madrid) nos habló sobre Criterios médico-quirúrgicos de priorización del paciente en lista de espera quirúrgica. Comenzó recordando el gran problema mundial que supone la obesidad a pesar existir millones de personas desnutridas. Para recordar la necesidad de priorización, recordó que Canadá con un sistema sanitario muy parecido al nuestro, la obesidad es la patología que más espera para ser intervenida como ocurre en España. Aquí la media de espera son 447 días, que se encuentran muy alejados de los 69 días de las cataratas o de los 100 días del Hallux valgus. Ahondó en la necesidad de crear scores para priorizar dado el atasco existente para intervenir a todos los pacientes en LEQ. El Edmonton Score clasifica de 0 a 4, y es capaz de precedir la mortalidad y nos aporta el riesgo quirúrgico. Otro sería el King´s Score, que valora de 0 a 3 distintos parámetros médicos. Aun así, en España, el IMC es el criterio de priorización en el 50% de los pacientes. Otro scores que se han usado han sido el POSSUM, el Obesity Surgery Score (OSS), …pero aún no existe uno estandarizado.

    Por otra parte, se ha visto que el grado de compromiso es muy importante para obtener buenos resultados, incluso con OSS altos, por los que aún se debe encontrar un score de priorización fiable que permita hacer frente al problema de las LEQ, ya que los obesos utilizan muchos más recursos sanitarios que el resto de la población hasta que han sido intervenidos.
  • CIRUGÍA MALABSORTIVA
    "Morbilidad a corto y largo plazo: el talón de Aquiles de la cirugía malabsortiva"

    Crónica redactada por el Dr. Jesús González Fernández. Centro Médico de Asturias

    Ponente: Jesús González Fernández (Oviedo)

    La mesa se inicia con esta ponencia, que ha servido como introducción al concepto de malabsorción y a las indicaciones de las técnicas malabsortivas. El Dr. González revisó de manera breve los mecanismos de funcionamiento de las técnicas malabsortivas, haciendo hincapié en que la diversidad técnica creada en torno a estas técnicas (DBP, DBP-DS, MGB, OAGB, BAGUA, SADI-S, SAGI, SIPS, DGB, SASI...), unida a las variantes que cada una de estas técnicas introduce (tamaño reservorio, preservación o no pilórica, longitud de asa común, longitud de asa BP, medición o no de longitud total intestino delgado, medición desde Treitz o desde válvula ileocecal...) no hace sino crear diferentes mecanismos de acción, a través de diferentes cambios en las enterohormonas, la microbiota, los ácidos biliares, los sensores, transmisores...

    El mensaje principal enviado es que uno de nuestros retos como sociedad científica es tratar de ir más allá de las siglas, más allá de conocer qué intervención funciona mejor, algo que sin duda también es importante, para tratar de entender qué grado de restricción y qué grado de malabsorción necesita cada paciente concreto, llegando a comprender mejor los mecanismos de cambio fisiológicos que cada intervención produce y cada modificación técnica (longitud de asa, preservación o no pilórica...) va a provocar, lo que que sin duda nos permitirá individualizar mejor la técnica elegida en caso concreto, y ayudar de manera óptima a nuestros pacientes.

    ¿Existe indicación para la derivación biliopancreática?

    Ponente: Alberto Pagán (Palma de Mallorca)

    La segunda ponencia de la mañana trató con éxito de encontrar el difícil hueco que hoy en día puede tener la derivación biliopancreática en el armamento terapéutico de las unidades de cirugía bariátrica y metabólica. A través de una excelente revisión bibliográfica, el ponente hizo hincapié en los buenos resultados a corto plazo de todas de las técnicas, enfrentando este hecho a la dificultad de encontrar buenos resultados en el verdadero largo plazo, en el que la técnica de Scopinaro mantiene un 77% de exceso de peso perdido más allá de los 15 años, y por encima de un 70% a los 10 años.

    La posibilidad de “Scopinarizar” el Bypass, alargando el asa biliopancreática, y el papel de la Derivación Biliopancreática en el caso de existir antecedentes de trastornos alimentarios, constituyeron la parte final de su ponencia. Una necesaria puesta al día de las posibles indicaciones de esta técnica.

    Déficits nutricionales tras cirugía malabsortiva

    Ponente: José Antonio Rosado (Madrid)

    La ponencia del Dr. Rosado se inició con un ilustrativo caso clínico de una paciente operada mediante Derivación Biliopancreática abierta en el año 2007 (IMC 57,9). Un recorrido a través de la historia clínica de esta paciente nos llevó hasta el momento actual, en el que la paciente precisa 27 fármacos diarios (9 para la insuficiencia espiratoria y 18 para la desnutrición).

    Didáctica y original, su introducción sirvió para clasificar posteriormente los déficits nutricionales en 4 grandes grupos: los relacionados con la anemia, donde señaló la importancia del zinc y el cobre (además del hierro, B12...), los del metabolismo óseo, donde nunca debemos perder de vista el hiperparatiroidismo secundario, un tercer gran grupo (vitaminas A, E, K...) con escasa repercusión clínica, en el realizó un apunte al papel del déficit de selenio como posible causa de miocardiopatía, y el último gran grupo, el del déficit proteico, con su enorme importancia en el largo plazo, y la gran vulnerabilidad que este hecho puede conferir a los pacientes.

    Estudio SADI-S vs DS

    Ponente: Amador García Ruíz de Gordejuela (Barcelona)

    Tan esperada como interesante, la ponencia del Dr. García Ruíz de Gordejuela nos reveló los datos más significativos a tres años del estudio que se está llevando a cabo entre los hospitales de Bellvitge (Barcelona), San Carlos (Madrid) y el Hospital Entre Douro e Vouga (Oporto).

    El estudio incluye un total de 88 pacientes. El SADI-S se realiza con un asa común de 300 cm, mientras que el Cruce duodenal se lleva a cabo con un asa alimentaria de 200 cm y un asa común de 100 cm.

    En cuanto al tiempo de realización, el SADI-S resultó significativamente más corto: 35 minutos (p<0,001).

    No existió ningún caso de mortalidad, y en cuanto a morbilidad se objetivaron 3% fístulas en el cruce y 5,7% en el SADI-S, diferencia que no resultó significativa. No obstante dicha cifra resultó preocupante, y así se reflejó en la discusión, puesto que se trata de grupos expertos que ya han superado su curva de aprendizaje para la técnica, y quizá dicha cifra pueda resultar mucho más elevada en manos no expertas.

    En cuanto a los resultados en pérdida ponderal, se objetivo a tres años un mayor descenso en el % de exceso de IMC favorable al cruce duodenal (p<0,05), dato que, como el ponente señaló, aún hay que interpretar con cautela.

    Finalmente, y respecto a la resolución de comorbilidades, no se apreciaron diferencias entre las técnicas.
  • GASTRECTOMIA VERTICAL
    Crónica redactada por Sagrario Martínez Cortijo. Hospital de Talavera de la Reina (Toledo). Servicio de Cirugía General. Jefe de Servicio

    Comenzamos nuestro XX congreso Nacional de la SECO con uno de temas más actuales dentro de la cirugía bariátrica, la gastrectomía vertical, una técnica que ha crecido de forma exponencial en los últimos años, considerándose el procedimiento quirúrgico más utilizado en el momento actual, superando al by pass y otras técnicas utilizadas tradicionalmente. En esta mesa queremos analizar la situación actual del SG, , sus indicaciones y los resultados a largo plazo que con ella se consiguen, para ello contamos con 3 grandes expertos que nos aportaran una revisión completa del tema.

    1. SLEEVE gástrico: ¿Indicado en todas las obesidades? ¿Efectiva como intervención única?. Gianfranco Silecchia (Italia). El Sleeve gástrico se ha posicionado como la técnica bariatrica más realizada en el mundo. Inicialmente se propicio como un primer procedimiento para pacientes superobesos, con el objetivo de optimizarlos para un segundo tiempo donde se realizaría una técnica malabsortiva.

    En 2017 ya se presenta como un procedimiento bariátrico único ya que es escaso el número de casos en el que se realiza un segundo procedimiento. Las indicaciones serían en la actualidad en pacientes con BMI entre 30-35.

    En la reunión de consenso de 2014 se consideró que con esta técnica correctamente realizada se lograba entre 50-55% de pérdida ponderal.

    En la reunión de 2018 se concluyó por consenso que solo un 13% reauqerirán una nueva cirugía y solo en un 27% de los casos habrá ganancia ponderal. En cuanto a la resolución de las comorbilidades, principal objetivo de los procedimientos bariátricos, se conseguía hasta un 60% de resolución de las diabetes durante los 2 primeros años, pero con un 13% de recurrencias a los 5 años, por lo que parece que es un tema todavía muy debatido.

    En cualquiera de los casos, el fallo del Sleeve gástrico como el de cualquier otra técnica quirúrgica se basa en los siguiente:
    • Insuficiente pérdida de peso
    • Reganancia ponderal
    • No control de las comorbilidades
    En todos los casos anteriores habrá que plantear cual sería la técnica óptima de reconversión: By-pass gástrico, Resleeve, SADI, este tema está muy debatido y dependerá de los grupos que la realicen y de las características individuales de cada paciente..El resumen de esta mesa sería:
    • El Sleeve gástrico es la técnica bariatrica más utilizada en el momento actual
    • Esta admitida como procedimiento único
    • Esta indicada en BMI 30-35 o como primero procedimiento en superobesos.
    • Consigue buenas pérdidas ponderales sobre todo durante los 2 primeros años
    • Consigue buen control de las comorbilidades sobre todo en los primeros años apareciendo un número no despreciable de recurrencias a los 5 años.
    La respuesta al planteamiento de la mesa sería:
    • El Sleeve gástrico no está indicado en todas las obesidades como procedimiento único.
    REFLUJO/Barret gastrectomía vertical. ¿MITO O REALIDAD? Papel de la hernia de hiato en sleeve. ¿indicación de endoscopia selectiva. José Vicente Ferrer. Valencia. En esta segunda mesa se trato un tema tremendamente controvertido en el momento actual, teniendo en cuenta la alta incidencia de los pacientes obesos con hernia de hiato y el aumento de realización de Sleeve gástrico como técnica quirúrgica.A favor de la realización del SG como técnica en pacientes con RGE tendríamos:
    • La pérdida ponderal
    • La disminución de secreción acida por la resección gástrica
    • Vaciamiento gástrico rápido
    • Aumento del tono muscular diafragmático
    • Mejoría de los hábitos alimenticios.
    En contra de esta técnica en pacientes con RGE tendríamos:
    • Aumento de la presión del tubo gástrico
    • Disminución de la presión del EEI
    • Técnica restrictiva
    A partir de estos planteamientos se inicia el debate:
    • Habría que hacer gastroscopia a todos los enfermos subsidiarios de una cirugía bariatrica?
    • ¿En pacientes con hernia de hiato asintomática estaría proscrita esta técnica?
    El SG es una técnica reflusogena por definición y esto se avala con datos. En la reunión de consenso de 2017 se objetivó que en pacientes sometidos a Sleeve aparece hasta en un 17.2% esófago de Barret “de novo” y que aumentan de forma significativa las esofagitis asintomáticas. Sin embargo en pacientes con RGE intervenidos solo presentan síntomas al año en un 24% y en pacientes sin RGE preoperatorio operados, el 1.6 % lo tendrá al año de la intervención.El resumen de esta mesa sería:
    • Cuidado al indicar SG en pacientes con hernia de hiato y sobre todo RGE porque hay alta posibilidad de que este empeore y en el caso de que no lo tuviera que aparezca “de novo”.
    • Reflejar en consentimiento informado del SG la posibilidad de aparición o empeoramiento del RGE.
    • Muy recomendable la realización de gastroscopia en los pacientes que van a ser sometidos a SG para saber exactamente de la situación de la que partimos y poder indicar una técnica u otra en función de datos objetivos.
    • Controvertida la actuación sobre el hiato en pacientes con hernia de hiato en pacientes asintomáticos que van a ser sometidos a un SG.
    3. Resultado a largo plazo en la Sleeve gastrectomía y papel en el futuro del Sleeve. Ricard Corcelles (Abu Dhabi). En esta mesa se intento evaluar los resultados a largo plazo del SG, ahora que se empiezan a tener seguimientos adecuados de larga duración para sacar conclusiones.

    Ya se han debatido los resultados sobre la perdida ponderal, considerándose más que aceptables sobre todo en los 2 primeros años y en muchas series de forma mantenida.

    Otro aspecto importante es el resultado de las comorbilidades tras esta técnica.

    Los resultados de las series más amplias apoyan que la resolución de la diabetes es similar con esta técnica que con el BG a corto plazo, sin embargo estos datos varían significativamente a largo plazo donde la resolución se mantiene en un 9% con el SG mientras que supera el 30% de curación con el BG. A esto se une otro dato importante, la resolución de la diabetes es mejor con el BG en casos leves o moderados. En el caso de diabetes severas de larga evolución da igual la técnica que se utilice.

    El resumen de esta mesa en cuanto a las comorbilidades sería: la resolución de la diabetes con el SG obtiene resultados aceptables, pero a largo plazo los resultados del BG son indiscutibles en el momento actual.
  • MESA SECO-SPCO
    Crónica redactada por César Infante Gonzalo y Carlos Bustamante Recuenco, Médicos Residentes del Hospital Universitario de Getafe.

    La sesión estuvo moderada por los doctores José Manuel Fort (Barcelona) y el Dr. Jorge Santos (Portugal) que inmediatamente dieron paso al Dr. Almino Ramos (Brasil) que comenzó su ponencia titulada “Conversión a técnicas mixtas- restrictivas”.

    El Dr. Ramos comenzó su ponencia resaltando que el 38% de las intervenciones en cirugía bariátrica son revisiones de cirugías previas. A continuación, realizó de manera sencilla y rápida un resumen de la evolución de las técnicas quirúrgicas a lo largo de los años. Resaltó la popularidad actual de la gastrectomía vertical, ya que es la técnica más realizada a nivel mundial en el momento actual. Explicó también las razones de su gran difusión, al tratarse de una técnica simple, fácilmente reproducible, sin contraindicaciones absolutas y que puede practicarse en pacientes de cualquier edad. Además, al ser una técnica restrictiva pura los pacientes no necesitan suplementos vitamínicos tras la intervención.

    Tras presentar la situación, se centró en la definición de éxito de la intervención en cuanto a la pérdida de peso conseguida por los pacientes y en el problema que supone su variabilidad y falta de estandarización actual. La pérdida del 47% del exceso de peso es el objetivo más aceptado a este respecto. Los fallos en la consecución del mismo pueden deberse a diferentes causas: la persistencia de secreción de Grhelina por resección incompleta del fundus; la dilatación presentada por el remanente gástrico tras el paso de los años; y la falta de cumplimiento de las normas dietéticas por parte del paciente. En este punto también resaltó el problema que supone la aparición de ERGE en los pacientes intervenidos mediante esta técnica, resumiendo de este modo las principales causas que pueden llevar a la conversión de la gastrectomía vertical a otro tipo de intervención.

    En la parte final de la ponencia el Dr. Ramos resumió de forma concisa su postura sobre las diferentes opciones de conversión. Comentó en primer lugar que la intervención a realizar se debe decidir teniendo en cuenta el principal problema que presente el paciente, pues no existe una técnica claramente superior a otra según su opinión. Así pues, los pacientes que padezcan reflujo gastroesofágico se beneficiarán de una conversión a By-pass gástrico. Si el problema es la falta de pérdida de peso existen diferentes opciones, pudiendo realizarse un By-pass gástrico, un SADI o un BAGUA (By-pass de una sola anastomosis). También comentó la posibilidad de realizar un cruce duodenal si la pérdida de peso ha sido nula y el paciente presenta mucha comorbilidad. Por último, resaltó el 14% de fístulas presentado por los pacientes reintervenidos mediante re-sleeve gástrico, hecho que hace poco recomendable la realización de esta técnica.

    Finalizó su intervención dando las gracias a los moderadores y al auditorio, recibiendo un fuerte aplauso.

    Acto seguido, comenzó el turno del Dr. Sánchez Pernaute, del Hospital Clínico San Carlos, para defender la conversión a técnicas malabsortivas tras la reganancia ponderar tras gastrectomía tubular. En este caso, la técnica que defendió fue el SADIS, o bypass duodeno-ideal. En primer lugar, presentó su serie de casos publicados, que hasta la fecha son 39. Hizo hincapié en la simplicidad técnica de la reconversión en un abdomen ya tratado quirúrgicamente al tener que realizarse sólo un corte con endograpadora y una anastomosis entre el duodeno y el íleon.

    El Dr. Sanchez Pernaute defendió la ventaja de una técnica malabsortiva como el SADIS en su efecto incretínico. Debido a ello, hasta el 92% de los pacientes que sufren reganancia ponderal y son intervenidos mediante esta técnica resuelven una de las principales comorbilidades que los obesos mórbidos tienen, como es la DM. Visto desde este punto de vista, un paciente que requiere cirugía de revisión por reganancia ponderal, el rehacerle un tubular gástrico (re-sleeve) a corto plazo puede aportarle cierta pérdida de peso debido al rehacer el mecanismo restrictivo, pero no a largo plazo debido a la dilatación nuevamente del tubo y a su casi-nulo efecto incretínico. Hizo así mismo hincapié en el gesto técnico de la preservación pilórica, que al favorecer el efecto incretínico a disminuir el vaciamiento gástrico, favoreciendo en estos enfermos la sensación de saciedad.

    ¿Y por qué no realizar un bypass gástrico clásico en la cirugía de revisión de un tubular gástrico? El Dr. Sánchez-Pernaute defendió en este aspecto la superioridad del SADIS con una mayor pérdida ponderal por la malabsorción, frente a la fisiología mixta del bypass. Así mismo defendió mayor simplicidad quirúrgica del SADIS en una zona quirúrgicamente manipulada, frente a las dificultades que puede originar realizar un reservorio y una anastomosis para un bypass.

    Por todo ello, a pesar de las posibles complicaciones secundarias a la malabsorción, el Dr. Sanchez Pernaute concluyó el SADIS como la técnica idónea para la revisión tras tubular gástrico por la nueva pérdida de peso (secundaria a malabsorción) y la resolución de la DM (secundaria al efecto incretínico). Se despidió agradeciendo a los moderadores y al auditorio, recibiendo así un fuerte aplauso.

    Y por último, le llegó el turno al Dr. Rui Ribeiro, quien en su portugués natal defendió la última de las posibles opciones de reconversión propuestas por la mesa: el mini-BPG o BPG de una sola anastomosis.

    Desde su punto de vista, el tubular gástrico tiene dos motivos claros por los cuales falla: el utilizar la técnica en un paciente con un IMC mayor de 50, y el segundo utilizar una sonda para calibrar el tubo mayor de 40Fr. Y una vez originado el fallo en la técnica, con la consiguiente reganancia, apuntó que él sólo realiza el BPG como técnica de revisión si el paciente tiene problemas de RGE.

    Apuntó que el MPBG es la forma más sencilla quirúrgicamente hablando de convertir un tubular gástrico, con una sección sin respetar el píloro y una anastomosis más proximal que el SADIS. De esta forma se resuelve la reganancia ponderal y las comorbilidades asociadas.

    Como problemas secundarios, el Dr. Ribeiro refirió la esteatorrea y el reflujo biliar, compartiendo este último con el bypass gástrico clásico. Nuevamente, se despidió de la audiencia y de los moderadores agradeciéndoles su tiempo, siendo aplaudido por la audiencia.
  • COMPLICACIONES TRAS LA GASTRECTOMIA VERTICAL
    Crónica redactada por la Dra. Ester Martín Gª Almenta. Unidad de Cirugía Esófago-gástrica y Bariátrica. Hospital Clínico San Carlos, Madrid.

    Excelente comienzo de congreso con la mesa de indicaciones de la gastrectomía vertical (GV) que finalizó dando entrada a la mesa de las complicaciones, entre ellas la más temida: la fuga. Tuve la suerte de participar en esta mesa, junto con los Dres. Galvao y Vilallonga.

    Comenzamos hablando de la importancia de la fuga en la GV, ya que es la causa principal de mortalidad tras la cirugía. Además los datos presentados de mortalidad frente al BPG, parecen demostrar que es más difícil de manejar, probablemente debido a su localización y al mecanismo de alta presión que es el tubular gástrico. Para mejorar el pronóstico de esta complicaciones es fundamental un diagnostico precoz, y un manejo adecuado, tanto endoscópico como quirúrgico.

    Para un diagnóstico precoz los cuidados postoperatorios protocolizados son fundamentales para identificar de forma precoz y correcta cualquier hallazgo anormal tanto clínico como analítico. Parece que la clínica (taquicardia, fiebre,…) y los biomarcadores elevados (proteína C- reactiva y procalcitonina) siguen siendo superiores a la pruebas de imagen de rutina en el paciente asintomático (estudios GI). Tampoco las pruebas de estanqueidad intraoperatorias ni los drenajes parecen jugar un papel importante en ni el diagnóstico ni en el manejo de las fugas. Ante la sospecha de fuga, la prueba de elección en la TAC. El estudio esofagogástrico y la endoscópica pueden aportar información adicional como la localización y tamaño de la fuga, y si hay estenosis en la incisura, datos fundamentales para el manejo. ¡Importante!: la mayoría de la fugas se presentaran en torno al 10 dia p.o, es decir con el enfermo dado de alta.

    El Dr. M. Galvao nos habló de las diferentes opciones del manejo endoscópico, y de cómo hacerlo según el momento en el que se presenta la fuga. Los stents siguen jugando un papel importante, pero deben ser adecuados en longitud y tamaño (superar la incisura y hasta el píloro), pero hasta el 30% migran, por lo que deben seguirse estrechamente con endoscopias seriadas. Sin olvidar que también hay complicaciones por los stents. En su opinión los clips y las suturas no juegan un papel importante, pero si la septotomía + dilatación (seccionar la pared de la colección/absceso, para así facilitar su drenaje a la luz gástrica), los pig-tails endoscópicos colocados a través de la fuga para comunicar la cavidad y la luz gástrica; y los sistemas de e-vac endoscópicos (“vacuum therapy”) En resumen: Tratamiento endoscópico ajustado a cada caso, según el tiempo y las características de la fuga.

    Os adjunto una magnifica tabla que resume la opinión de un gran experto, el Dr. Galvao. ¡Magnifica charla!.

    Finalizamos la mesa, con el Dr. R. Vilallonga que nos habló del tratamiento quirúrgico. Y de nuevo el momento en el que se presenta la fuga es fundamental, así como el estado del paciente. El tratamiento quirúrgico en la fase acuda, se reservará cuando la situación clínica del paciente lo precise, y se centrará en el tratamiento del foco séptico (lavado y drenaje)… los intentos de sutura en esta fase fallan. En la fase crónica, la conversión a BPG (reducción de la presión del tubular) o subir una asa en Y-Roux a la fuga, parecen tener buenos resultados. Como opción más agresiva, la gastrectomía total. Importante en estos casos: dar tiempo suficiente al tratamiento conservador (endoscópico), un adecuado estado nutricional del paciente y tener presente las dificultades técnicas a las que nos enfrentaremos, y que quedaron patentes en los magníficos vídeos que nos presentó. De nuevo gran charla de un experto.
  • ENDOSCOPIA BARIATRICA
    Crónica redactada por D. Javier Pérez-Bedmar Delgado, Médico especialista en Aparato Digestivo. Unidad de Endoscopia Digestiva del Hospital Universitario de Getafe. Madrid.

    En primer lugar, se discutió la utilidad del balón intragástrico en el preoperatorio de la cirugía bariátrica, y, a continuación, se presentó un caso de gastroplastia endoscópica con el método Apollo (Apollo Endosurgery, Inc., Austin, Texas, Estados Unidos). En relación a este último asunto tuvimos el placer de asistir en directo a un sleeve endoluminal con el método Apollo realizado por uno de los médicos con más experiencia en el mundo, el Dr. Manoel Galvao, de Brasil. Además, hubo un taller, “Manejo e innovaciones en endoscopia bariátrica” coordinado por la Dra. Garrido. En él, endoscopistas, y algún cirujano, tuvimos la oportunidad de repasar de la mano del Dr. Galvao, todos los detalles de la sutura endoscópica Overstitch de Apollo y practicar la plicatura endoluminal sobre modelos de animal ex-vivo.

    No cabe duda que los métodos endoscópicos bariátricos se están imponiendo cada vez más para un determinado perfil de paciente como paso intermedio o definitivo para el tratamiento de la obesidad, dentro de un abordaje multidiscipinar. Entre ellos, la manga gástrica endoluminal parece ofrecer buenos resultados con baja tasa de complicaciones, resultando una alternativa atractiva a la cirugía bariátrica en determinados individuos. Por otra parte, el sistema de sutura endoscópica que ofrece Apollo, permite el rescate de aquellos pacientes sometidos a distintas técnicas quirúrgicas que con el tiempo han vuelto a ganar peso (escenario nada infrecuente), mediante la plicatura de la anastomosis gastroentérica y/o del reservorio gástrico.

    Todo apunta a que el futuro del tratamiento de la obesidad pasará inexorablemente por la estrecha colaboración de cirujanos y endoscopistas en el seno de unidades multidisciplinares.
  • SESIONES DE ENFERMERÍA
    Crónica redactada por Carmen Jiménez-Ramos. Enfermera. Vocal Miembros Agregados No facultativos, Junta Directiva SECO.

    Dentro del XX Congreso Nacional de la Sociedad Española de Cirugía de la Obesidad y de las Enfermedades Metabólicas, como en ediciones anteriores, se ha celebrado el Simposio de Enfermería y Nutrición.

    Este año ha contado con una nueva experiencia, un Taller de Dietética y Nutrición, en el que se ha resaltado la importancia de la valoración del estado nutricional del paciente en el preoperatorio para evitar la desnutrición antes de la cirugía. De forma complementaria a la dieta hipocalórica, las fórmulas de bajo contenido calórico deben ser seleccionadas según el estado metabólico del paciente para asegurar un aporte adecuado de proteínas, vitaminas y minerales. Asimismo, en relación a la dieta postcirugía, el objetivo debe ser favorecer la pérdida ponderal hasta alcanzar un peso adecuado fomentando un correcto estado nutricional. Se destaca el uso de los suplementos orales en este tiempo, así como los complejos multivitamínicos. Debido a la mejor tolerancia digestiva, se ha comentado el uso específico del Supradyn Go en el paciente bariátrico.

    Posteriormente, tuvo lugar una Mesa de Equipos Multidisciplinares en el que se debatió qué aporta cada especialidad en el tratamiento de estos pacientes. Todos los ponentes coincidieron en la importancia del abordaje multidisciplinar en el paciente obeso por sus características antropomórficas y las comorbilidades que le acompañan. Otras ideas que se presentaron fueron: la importancia del profesional de enfermería en la selección y preparación del paciente candidato a cirugía bariátrica, la Vía Clínica de Cirugía Bariátrica como referencia para definir la actuación específica de cada profesional en los Protocolos de Actuación, la relevancia de establecer un programa de progresión lenta en las fases de la dieta postcirugía con el objetivo de alcanzar una mayor pérdida de peso manteniendo un aporte adecuado de proteínas que evite el catabolismo muscular, el valor de los talleres psicoeducativos para entrenar el manejo de las emociones y la trascendencia del ejercicio físico para prevenir y tratar la obesidad pero sin olvidar que por las características del obeso, el ejercicio debe ser una prescripción médica y controlado por un profesional cualificado.
GALERÍA FOTOGRÁFICA
  • img 8968am
  • img 8991
  • img 9005
  • img 9006
  • img 9008
  • img 9012
  • img 9014
  • img 9017
  • img 9026
  • img 9027
  • img 9031
  • img 9057
  • img 9060
  • img 9069
  • img 9071
  • img 9076
  • img 9119
  • img 9133
  • img 9137
  • img 9139
  • img 9140
  • img 9144
  • img 9149
  • img 9151
  • img 9156
  • img 9158
  • img 9160
  • img 9165
  • img 9166
  • img 9169
  • img 9171
  • img 9207
  • img 9208
  • img 9209
  • img 9210
  • img 9211
  • img 9212
  • img 9213
  • img 9214
  • img 9231
  • img 9234
  • img 9237
  • img 9239
  • img 9249
  • img 9251
  • img 9254
  • img 9263
  • img 92672
  • img 9268
  • img 9270
  • img 9272
  • img 9307
  • img 9308
  • img 9309
  • img 9310
  • img 9311

    2017 Sevilla

    sevilla2017



    • dsc4856
    • dsc4871
    • dsc4876
    • dsc4884
    • dsc4898
    • dsc4904
    • dsc4910
    • dsc4911
    • dsc4918
    • dsc4924
    • dsc4930
    • dsc4931
    • dsc4955
    • dsc4960
    • dsc4968
    • dsc4972
    • dsc4974
    • dsc4977
    • dsc4985
    • dsc4989
    • dsc4990
    • dsc4994
    • dsc5000
    • dsc5012
    • dsc5013
    • dsc5017
    • dsc5029
    • dsc5075
    • dsc5080
    • dsc5086
    • dsc5092
    • dsc5233
    • dsc5234
    • dsc5238

      2014 León

      leon2014


      • mg 2149
      • mg 2158
      • mg 2162
      • mg 2171
      • mg 2172
      • mg 2173
      • mg 2180
      • mg 2197
      • mg 2198
      • mg 2199
      • mg 2201
      • mg 2209
      • mg 2220
      • mg 2224
      • mg 2226
      • mg 2233
      • mg 2253
      • mg 2259
      • mg 2284
      • mg 2322
      • mg 2325
      • mg 2337
      • mg 2354
      • mg 2356
      • mg 2372
      • mg 2375
      • mg 2379
      • mg 2381
      • mg 2390
      • mg 2404
      • mg 2453
      • mg 2457
      • mg 2458
      • mg 2460
      • mg 2463
      • mg 2471
      • mg 2493
      • mg 2511
      • mg 2513
      • mg 2514
      • mg 2519
      • mg 2521