Portada > pacientes > aprenda todo sobre la obesidad > Preguntas más frecuentes sobre la cirugía de la obesidad

Preguntas más frecuentes sobre la cirugía de la obesidad

¿Realmente tienen mucho riesgo las operaciones de obesidad?

En manos de profesionales altamente cualificados, y con el desarrollo de las nuevas tecnologías de anestesia y cirugía laparoscópica mini-invasiva, y los nuevos protocolos de preparación preoperatoria y manejo postoperatorio, la mortalidad de una operación de obesidad no debe de ser mayor a la de una operación de vesícula por ejemplo.

¿Cuánto tiempo tardaré en reincorporarme al trabajo o mi vida habitual?

La reincorporación a una vida normal puede tardar unas 4 a 6 semanas, aunque a partir de los 7 días postoperatorios, el paciente puede hacer una vida normal con limitaciones  en esfuerzos intensos y levantar pesos de más de 10-15 kg.

¿Cuándo podré realizar ejercicio físico después de la operación?

Los pacientes deben de realizar paseos diarios desde el primer día del alta hospitalaria. Durante el primer mes postoperatorio, lo más prudente es limitarse a paseos de una hora, intentando realizar una distancia cada vez mayor. Sobre las 4-6 semanas y sobre todo cuando le trasmita su cirujano especialista, puede reincorporarse a cualquier tipo de ejercicio físico. De la mano de especialistas, deben evitarse acelerar desgastes o lesiones articulares, y/o riesgos cardiovasculares.

La lenta progresión en el ejercicio, sin competiciones, y evitar todos los deportes de impacto, deben de ser la norma general. La natación es uno de los deportes más seguros para los pacientes obesos. Deben de practicar deporte durante 5 días a la semana durante todo el proceso de pérdida de peso, y 3 días a la semana como mantenimiento, de por vida.

¿Es muy compleja la preparación de la operación?

Es muy aconsejable realizar una preparación preoperatoria, donde el paciente pierde peso y mejora su estado de forma cardiopulmonar, dentro de sus limitaciones. Este proceso debe de realizarse de forma muy comedida, guiado por especialistas para evitar lesiones y posibles accidentes cardiovasculares.

Durante este periodo, los pacientes son sometidos al estudio preanestésico.

¿Las operaciones son siempre por laparoscopia?

Actualmente las operaciones de obesidad se programan siempre para ser realizadas por cirugía laparoscópica. Gracias a la cualificación de cirujanos y a la mejora en la calidad y definición de los equipos tecnológicos, se utiliza la cirugía laparoscópica incluso en pacientes con cirugía abdominal previa, aunque podría acabar siendo necesario, pasar a una técnica convencional de cirgía abierta.

Puntualmente en algunos pacientes con patología cardiopulmonar o vascular severa, puede desaconsejarse la cirugía laparoscópica.

¿Después de una operación de obesidad, puedo quedarme embarazada sin riesgo para el niño o para mi?

Efectivamente las pacientes operadas de obesidad pueden tener embarazos saludables y sin riesgo para el niño. Sin embargo son necesarios controles algo más detallados, y según que cirugías, una suplementación vitamínica mayor.

Durante la pérdida de peso tras la cirugía, puede ser conveniente tomar medidas anticonceptivas, incluso en parejas con problemas previos de fertilidad. La pérdida de peso mejora rápidamente la fertilidad.

Cuando la paciente ya ha perdido todo el peso, y se observa mediante análisis sanguíneo que no existe ningún déficit nutricional, puede buscarse un embarazo.

En general, las técnicas quirúrgicas que no tienen malabsorción como la Gastrectomía Vertical (Tubo o Manga Gástrica), deben ser de elección para pacientes con posibles embarazos futuros.

Sin embargo, puede tenerse un embarazo totalmente seguro cuando la paciente ha sido intervenida de una técnica mixta (modificación del estómago y de los intestinos) tipo Bypass Gástrico, aunque el embarazo debe ser guiado por un especialista por un especialista (ginecólogo más endocrinólogo o cirujano de obesidad).

En general se desaconsejan las técnicas puramente malabsortivas, para pacientes mujeres con posibles embarazos futuros.

¿Sufriré pérdida excesiva de pelo después de la operación de obesidad?

La pérdida de peso rápida, asociada siempre a las operaciones de obesidad durante los primeros meses, causan casi siempre una pequeña pérdida de pelo totalmente reversible. Según las características del pelo puede cambiar, pero en todo caso siempre es reversible, pues se debe a especie de ahorro energético que realiza el organismo durante unos meses. Además, un buen soporte con un polivitamínico que contenga selenio y zinc, además de hierro, previenen en gran medida dicha perdida de pelo

¿Qué pasa con “las pieles sobrantes” después de la pérdida de peso?

Dependiendo de la características de las piel del paciente, y el grado de deformación previa (cuanto mayor grado de obesidad, mayor deformidad, y mayores deformidades posteriores), es relativamente frecuente las deformidades leves o medradas tras la cirugía de la obesidad. Sin embargo sólo un 15 – 20 % de los pacientes operados de obesidad acaban necesitando cirugía plástica tras la pérdida de peso. Las operaciones más frecuentes son la Abdominoplastia y la Mastopexia de reducción con prótesis, seguida a distancia de la Cruroplastia y la Braquiplastia.

En general la cirugía plástica obtiene un resultado razonable, evitando rozaduras y molestias, además de la mejora del contorno corporal. El momento más adecuado para la operación, es cuando el paciente ya ha perdido todo el peso posible, se ha recuperado bien con ejercicio físico, y tiene un estado nutricional correcto, controlado mediante análisis sanguíneo.

¿Necesito tomar alguna medicación o vitaminas después de la operación?

Durante la pérdida de peso es necesario tomar complejos vitamínicos de forma preventiva en todas las técnicas quirúrgicas.

Una vez perdido todo el peso y con un control analítico nutricional normal, el paciente no necesita tomar vitaminas en las operaciones restrictivas como la Gatrectomía Vertical  (Tubo/Manga Gástrica).  Mujeres en edad fértil pueden necesitar tomar hierro puntualmente, por desórdenes menstruales.

Los pacientes intervenidos mediante técnicas en las que se modifica el estómago más el intestino (técnicas mixtas tipo Bypass Gástrico), es necesario tomar vitaminas de por vida, en una cantidades mínimas.

En cualquier tipo de técnica quirúrgica, es necesario realizar un control analítico de su estado nutricional, con una frecuencia adaptada a cada paciente, a su respuesta a la operación, y según los cuidados del paciente tras la cirugía de la obesidad.

 Pº General Martínez Campos 9, 2º. 28010 Madrid - SPAIN
Mapa web | Aviso legal | Pol. cookies
Facebook   Twitter

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y optimizar su navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies